logo

Descubre las mejores cocinas alemanas en Murcia. Elige lo mejor para tu cocina con nuestra amplia gama de productos, calidad inigualable.

Trucos para mantener reluciente la vitrocerámica

InicioConsejosTrucos para mantener reluciente la vitrocerámica

Trucos para mantener reluciente la vitrocerámica

La vitrocerámica ha supuesto una de las mayores revoluciones en nuestras cocinas. Supone un mayor ahorro de energía que las tradicionales cocinas de gas, además de ser más segura y mucho más cómoda de limpiar.

Una de las principales ventajas a la hora de limpiar una vitrocerámica es que solo tienes que limpiar un cristal, y no diferentes elementos, como ocurre en las cocinas tradicionales.

Sin embargo, hay que tener buen cuidado de hacerlo adecuadamente, de manera que no deterioremos la vitrocerámica ni rayemos el cristal.

 

Consejos para cuidar y limpiar tu vitrocerámica

 

A continuación te mostramos unos útiles consejos para que puedas mantener tu vitrocerámica cuidada y limpia sin tener que emplear demasiado esfuerzo y tiempo.

Utiliza una rasqueta

 

La rasqueta es un utensilio fundamental en la limpieza de una vitrocerámica. Gracias a su diseño con cuchilla y mango, te permite eliminar manchas y residuos de una forma sencilla.

Las manchas provenientes de líquidos solidificados pueden eliminarse la mayor parte de las veces únicamente con la rasqueta. De no ser posible, puede combinarse con algún producto de limpieza específico.

 

No uses productos abrasivos

 

El cristal de la vitrocerámica no admite cualquier producto de limpieza. Por ejemplo, es muy desaconsejable utilizar ciertos quitamanchas y limpiadores de hornos, ya que pueden provocar un deterioro de la superficie de la vitrocerámica.

Afortunadamente, el mercado cuenta con un buen números de productos específicos.

 

No utilices estropajos ni esponjas

 

Esponjas y estropajos son productos inadecuados para la limpieza de la vitrocerámica, ya que pueden provocar indeseados arañazos y rayones, especialmente los que son de metal.

En su lugar puedes utilizar bayetas o papel de cocina. Para secar la superficie debes utilizar algún tipo de paño suave.

 

Utiliza sartenes y ollas adecuadas

 

Las ollas y sartenes más adecuadas para cocinar en una vitrocerámica son las de material ferromagnético, especialmente diseñadas para este tipo de cocinas. Su fondo debe ser liso, para lograr que su zona de contacto sea todo lo regular posible.

Por supuesto, las cazuelas de barro son totalmente inadecuadas para una vitrocerámica.

 

Limpia siempre después de cada uso

 

La única forma de mantener la vitrocerámica en un estado óptimo el limpiarla después de cada uso. Cuanto más tiempo pases sin hacerlo, más pegadas estarán las manchas y más difícil será eliminarlas.

Esto sucede fundamental cuando, accidentalmente, un recipiente de plástico se ha derretido sobre su superficie, o cuando se derraman alimentos con azúcar, como es el caso de las mermeladas.

 

Remedios naturales para limpiar la vitrocerámica

 

No siempre son necesarios productos químicos específicos para limpiar la vitrocerámica. Muchas veces puedes complementarlos con algunos productos naturales.

 

Limón

 

Su acidez ayuda a ablandar las manchas que quieres eliminar. Puedes derramar unas pocas gotas sobre la mancha, dejarlo actuar unos minutos y, finalmente, pasar un paño húmedo o una rasqueta.

 

Hielo

 

Antes de pasar un limpiador específico o la rasqueta, puedes pasar un cubito de hielo por la superficie sucia durante un minuto, lo que facilitará la eliminación de la mancha.

Vinagre

 

Un truco muy utilizado para mantener la superficie de la vitrocerámica brillante es utilizar un paño suave o una bayeta con un chorro de vinagre.

Un mantenimiento adecuado y un cuidado constante desde el día en que te instalen la vitrocerámica te permitirá mantenerla siempre como nueva, libre de manchas, arañazos y cualquier tipo de deterioro.

 

¿Te ha gustado el post? No te olvides de comentar tus opiniones y compartirlo en redes sociales.

Sorry, the comment form is closed at this time.