logo

Descubre las mejores cocinas alemanas en Murcia. Elige lo mejor para tu cocina con nuestra amplia gama de productos, calidad inigualable.

Cómo limpiar el frigorífico de forma impecable

InicioConsejosCómo limpiar el frigorífico de forma impecable

Cómo limpiar el frigorífico de forma impecable

La higiene es algo esencial en nuestro día a día, ya que es la mejor forma de evitar infecciones, malos olores, mal sabor e incluso enfermedades. Es por ello que os vamos a explicar los pasos que debemos llevar a cabo para limpiar el frigorífico de forma impecable, logrando de esta forma garantizar una completa higiene y un funcionamiento más optimizado a lo largo de toda la vida útil del aparato.

 

Realiza una limpieza en profundidad del frigorífico cada año

Antes de nada es muy importante que seamos conscientes de que es necesario realizar una limpieza en profundidad del frigorífico con cierta regularidad.

 

De hecho, al menos la debemos llevar a cabo una vez al año, pero lo ideal es hacerlo entre dos y cuatro veces para garantizar una perfecta higiene, prevenir los malos olores y tener la total seguridad de que el frigorífico va a funcionar en perfectas condiciones y con una larga vida útil.

 

Todos los fabricantes recomiendan en sus instrucciones que se lleve a cabo una descongelación completa del aparato como mínimo una vez cada año, ya que de esta forma vamos a garantizar que el frigorífico funcione perfectamente, evitando algunos problemas que se pueden generar con el paso de los años.

 

Es posible que alguno de vosotros os hayáis encontrado con que el frigorífico deja de enfriar correctamente, lo hace con menor eficacia e incluso gasta más energía de lo necesario, y todo esto se puede solucionar con mucha facilidad con tan solo realizar una descongelación y limpieza cada año.

 

Para descongelar y garantizar así el buen funcionamiento del frigorífico, vamos a proceder realizando una serie de pasos que detallamos a continuación, y no olvidéis que lo ideal es dejar desconectado el frigorífico unas 24 horas.

 

Proceso para limpiar el frigorífico perfectamente

Tan sólo vamos a tener que seguir estos cinco pasos para garantizar que vamos a realizar una completa limpieza de la nevera.

 

Prepáralo para hacer una limpieza cómoda y segura

Lo primero y más importante es preparar el frigorífico para esta limpieza, lo cual significa organizarnos con cierta antelación, sobre todo para evitar que tenga demasiados alimentos en su interior, muy especialmente en el congelador.

 

Una vez que lo hayamos sacado todo, es necesario desenchufar el aparato, y a continuación extraeremos todas las piezas susceptibles de desmontaje, que generalmente se basarán en las baldas o bandejas y cajones, cubas, etcétera.

 

Todas estas piezas las vamos a limpiar por separado, siguiendo las mismas recomendaciones que detallamos a continuación para el frigorífico.

 

Limpia el frigorífico con agua, jabón, amoníaco y bicarbonato

Lo primero que vamos a hacer es una limpieza en profundidad, para lo cual vamos a utilizar una mezcla de agua, jabón, amoníaco y bicarbonato.

 

Con ello vamos a conseguir acabar con los malos olores así como garantizar un brillo y una limpieza muy completos.

 

Lo ideal es que el agua esté algo caliente, y en cuanto a la mezcla, llenaremos un cubo con agua, añadiremos un poco de jabón, un chorro de amoníaco y un pequeño puñado de bicarbonato, con eso será suficiente.

 

Una vez que lo limpies todo con una bayeta limpia, debes dejar que actúe la mezcla durante cinco minutos, y a continuación vuelves a pasar la bayeta para eliminar todos los restos.

 

Realiza una desinfección completa con vinagre

Además de limpiar el frigorífico, también es muy importante desinfectarlo, y para ello utilizaremos vinagre de vino.

 

Empapamos una bayeta con vinagre y repasamos todas las zonas, sin olvidar las gomas de la puerta y todos los rincones que sean susceptibles de acumular bacterias.

 

Es muy importante secar bien el interior

Una vez terminado, es muy importante secar todo bien, lo cual nos va a ayudar a eliminar los restos de producto y de residuos que se hayan podido quedar acumulados.

 

Después de limpiar el frigorífico

Ahora ya no queda más que colocarlo todo de nuevo, poniendo cada bandeja o estante y cada cajón en su sitio.

 

Se recomienda dejar abierto unas 24 horas, tras lo cual, podremos volver a enchufarlo e introducir todos los alimentos en su interior con la seguridad de que estarán en un entorno completamente higiénico.

 

¿Te ha gustado el post? No te olvides de comentar tus opiniones y compartirlo en redes sociales.

Sorry, the comment form is closed at this time.